Más información sobre el zorro ártico

El zorro ártico (Alopex Lagopus) conocido también como “zorro blanco” o “zorro polar” es un canido que puede resistir hasta los 70° centígrados bajo cero. Puede adaptarse a los inviernos más fríos, no migran de su área.

Es gracias a su pelaje que se adapta a vivir en las regiones más frías del planeta. El pelaje del zorro blanco se divide en varias capas, durante el invierno, estas capas llegan a alcanzar un grosor de varios centímetros. De acuerdo con las estaciones del año, el pelaje va cambiando.

Las patas y las orejas son más cortas que las que poseen los demás zorros, su hocico también es más pequeño. Al tener las extremidades más cortas, puede taparlas con el pelaje, y de esta manera aguantar el frío en las partes desprovistas de este. El zorro ártico utiliza su larga cola para enroscarse, y así tener su cuerpo cubierto y caliente.

Este mamífero es solitario y nocturno. Tiene un peso que oscila los 10Kg y llega a medir 1 metro de longitud. Los machos son entre 10 a 20% más grandes en tamaño que las hembras.

El zorro ártico es carnívoro. Su alimentación se compone de: ratas, aves y meteoros; también, en ocasiones suelen consumir carroña.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.